Cómo ahorran las IPS por los sobrecostos de los Eventos Adversos

Hoy en día, es imposible hablar de calidad de la atención en salud sin tener en cuenta un aspecto fundamental: la seguridad del paciente. Prácticamente todas las actividades relacionadas con la salud llevan implícito el riesgo de eventos adversos, cuyos costos y pérdidas pueden ser incalculables.

En Colombia, la estancia de 3 días de un paciente en cuidados intensivos puede ascender a los 10 millones de pesos. Por un evento adverso, la estancia puede triplicarse y los costos multiplicarse por 10.  Según el estudio IBEAS (prevalencia de eventos adversos en hospitales de Latinoamérica), un proyecto desarrollado en 2007 por Colombia en conjunto con México, Argentina, encontró que de cada 100 pacientes, 12 sufren un evento adverso y la mayoría por infecciones nosocomiales, es decir adquiridas en la institución.

Teniendo en cuenta que un 70% de estos eventos pueden prevenirse, y con la evidencia de que el uso adecuado de las tecnologías de información reduce significativamente los errores y fallas en los procesos de atención en salud, los profesionales podrían tomar decisiones mejor informadas, con base en análisis del riesgo de cada decisión, acorde a las características y necesidades del paciente.

Una herramienta tan robusta como el software Panacea® que cuenta con Controles y Alertas Tempranas para la disminución del Evento adverso farmacológico, entre otros beneficios que permitirán a los profesionales de la salud poseer información confiable e integrada, para acompañarlos en los procesos clínicos. Si desea obtener mayor información, contacte a uno de nuestros consultores.

Fuente: El Tiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *